Depresión Mayor

Depresión mayor: deben presentarse 5 o más síntomas de la lista de
abajo, durante al menos dos semanas para diagnosticar este tipo de depresión.
La depresión mayor tiende a continuar durante al menos 6 meses si no recibe
tratamiento. (La depresión se clasifica como depresión menor si se presentan menos
de 5 de estos síntomas durante al menos 2 semanas). En otras palabras, la
depresión menor es similar a la depresión mayor o grave, excepto que la primera
sólo tiene de 2 a 4 síntomas).

Los síntomas de depresión abarcan:

  • Estado de ánimo irritable o constantemente bajo
  • Pérdida de placer en actividades habituales
  • Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño
  • Cambio dramático en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de
    peso
  • Fatiga y falta de energía
  • Sentimientos de inutilidad, odio a sí mismo y culpa inapropiada
  • Dificultad extrema para concentrarse
  • Movimientos físicos agitados o lentos
  • Inactividad y retraimiento de las actividades usuales
  • Sentimientos de desesperanza y abandono
  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio

La baja autoestima es común con la depresión, al igual que los arrebatos
repentinos de ira y falta de placer en actividades que normalmente lo hacen
feliz, incluyendo la actividad sexual.

Es posible que los niños deprimidos no tengan los síntomas clásicos de
la depresión en los adultos. Vigile especialmente los cambios en el rendimiento
escolar, el sueño y el comportamiento. Si usted cree que su hijo podría estar
deprimido, vale la pena consultarlo con el médico.

  • Depresión atípica: ocurre en aproximadamente un tercio de los
    pacientes con depresión. Los síntomas abarcan comer y dormir en exceso.
    Estos pacientes tienden a tener un sentimiento de estar oprimidos y
    reaccionan fuertemente al rechazo.
  • Distimia: una forma de depresión generalmente más leve que dura
    años si no recibe tratamiento.

Otras formas comunes de depresión abarcan:

  • Depresión posparto: muchas mujeres se sienten algo deprimidas
    después de tener un bebé, pero la verdadera depresión posparto es más
    severa e incluye los síntomas de la depresión mayor.
  • Trastorno disfórico premenstrual (TDP): síntomas depresivos que
    ocurren una semana antes de la menstruación y desaparecen después de
    menstruar.
  • Trastorno afectivo estacional (TAE): ocurre con mayor frecuencia
    durante las estaciones de otoño e invierno y desaparece durante la
    primavera y el verano, muy probablemente relacionado con la falta de luz
    solar.

La click here depresión también puede alternar con manías (conocida como trastorno
bipolar).

La depresión puede ser más común en las mujeres que en los hombres,entre
los 20 y 30 años. La depresión es especialmente frecuente durante los años de
adolescencia

Causas comunes

La depresión a menudo es un mal de familia; esto puede deberse a los
genes (hereditaria), comportamiento aprendido o ambos. Incluso si los genes
hacen que usted sea más propenso a presentar depresión, un hecho estresante o
infeliz en la vida generalmente desencadena el comienzo de un episodio
depresivo.

Muchos factores pueden causar depresión incluyendo:

  • Alcoholismo o drogadicción
  • Situaciones o eventos estresantes en la vida, como:

o divorcio, incluyendo el divorcio de los padres

o muerte de un amigo o familiar

o enfermedad en la familia

o maltrato o rechazo

o pérdida del trabajo

o aislamiento social (causa común de depresión en los ancianos)

o ruptura de relaciones con el novio o la novia

o perder una asignatura

  • Afecciones y tratamientos médicos como:

o baja actividad de la tiroides (hipotiroidismo)

o ciertos tipos de cáncer

o dolor prolongado

o problemas para dormir

o medicamentos esteroidales

Cuidados en el hogar

Si usted presenta depresión durante dos semanas o más, debe ponerse en
contacto con el médico, quien le puede ofrecer opciones de tratamiento. Sin
importar el tipo y gravedad de la depresión, las siguientes medidas de cuidados
personales pueden ayudar:

  • Dormir bien
  • Consumir una alimentación nutritiva y saludable
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Evitar el consumo de alcohol, marihuana y otras drogas psicoactivas
  • Involucrarse en actividades que normalmente le den felicidad,
    incluso si no siente deseos de hacerlo
  • Pasar el tiempo con familiares y amigos
  • Si usted es una persona religiosa o espiritual, hablar con
    consejeros espirituales, quienes pueden ayudar a darle sentido a
    experiencias dolorosas
  • Considerar la posibilidad de la meditación, el tai chi o
    actividades conexas como formas de relajarse

Si su depresión ocurre en los meses de otoño o invierno,consulte a su
médico,ya que existen tratamientos específicos para esta patología como la
infototerapia usando una lámpara especial que simula la luz del sol.

Si usted tiene depresión de moderada a severa, el plan de tratamiento
más efectivo probablemente involucrará una combinación de psicoterapia, cambios
en el estilo de vida y medicamentos. Y en pocos casos se requerirá
procedimientos más complejos,como la hospitalización,para evitar los actos
autodestructivos que pueden sucederse.